Liderazgo y carácter para Colombia.

Back

Beneficios para Colombia del Estatuto Anticorrupción

La lucha anticorrupción ha sido una de las banderas de la carrera política de Germán Vargas Lleras. El punto cúspide de esta ha sido la sanción del Estatuto Anticorrupción.

Comparte

Durante dos años, sin contar el trabajo previo, Vargas Lleras, como Ministro del Interior, trabajó sin descanso para lograr poner a todos los sectores políticos del lado de la transparencia. 
 
Cinco años después de haber entrado en vigencia, el Estatuto ha mostrado resultados altamente positivos en términos de erradicación de la corrupción en el país. 
 
Ante la ausencia de voluntad política, aún queda un largo camino por recorrer; sin embargo, el ámbito legislativo está más que preparado con este estatuto.
 
Dentro los grandes efectos positivos del Estatuto Anticorrupción podemos contar:
 

  • El índice de transparencia nacional muestra que entre los años 2013 y 2016 el riesgo de corrupción en las entidades públicas ha disminuido notoriamente. Para el año pasado ninguna de las entidades se encontraba en riesgo muy alto de corrupción y el nivel de riesgo medio disminuyó en casi seis puntos porcentuales. Vea el informe completo aquí.
  • Se empezaron a designar desde la presidencia de la República los jefes de oficinas de control interno para diferentes entidades públicas, que permiten controlar de cerca y con autonomía los movimientos y dinámicas del sector público buscando eliminar cualquier indicio de corrupción. Consulte la noticia completa aquí.
  • A raíz de esta normativa el gobierno nacional ha adoptado múltiples herramientas adicionales que permiten agilizar el proceso de reducción de la corrupción en las entidades públicas. La ley anti-trámites, la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública, la Ley Antisoborno, la Ley Estatutaria de Participación Ciudadana, entre otras, figuran como los principales instrumentos legislativos que se han creado para fortalecer el Estatuto. Vea la noticia completa aquí
  • Se crea la Comisión Nacional de Moralización, de la cual se derivan el Observatorio de Anticorrupción e Integridad y las Comisiones Regionales de Moralización.
  • También se consolida la Ventanilla Unificada de Denuncias como un espacio seguro en el cual los ciudadanos pueden denunciar directamente casos de corrupción.
  • Se empodera a la ciudadanía no sólo a través de las comisiones y espacios de denuncia directa, sino que se le otorga acceso garantizado a toda la información pública. De esta manera, todos, en calidad de ciudadanos, podemos exigir la transparencia en las acciones de nuestros representantes. Consulte la ley completa aquí.

Esto es apenas un repaso por los elementos más relevantes que han sucedido en cuanto a la lucha anticorrupción después de la sanción del Estatuto Anticorrupción. La lucha aún no termina y, por eso, Germán Vargas Lleras sigue comprometido con el cambio. 
 

Se parte del cambio